Buscar

Antes que la saquen de Netflix: Escobar, el Patrón del Mal": las claves del éxito


Originalmente la vimos en los canales de aire, con baja calidad. La versión de Netflix es en HD y con muy buen sonido. La serie es magnífica por lo verdadera, por su falta de pretensiones. Escobar es el Gordo para su mujer " la Patico". Parecen niños, hasta cuando matan . Si no la vieron, no se la pierdan! Andrés Parra, el actor, espectacular!

Las Claves del éxito:

1. Una gran apuesta

Escobar, el patrón del mal fue pensada como una serie ambiciosa, que desde su altísimo nivel de producción, aspiró de entrada a convertirse en éxito a nivel internacional. El primer episodio, emitido en Colombia en mayo de 2012, llegó a tener el 80% del share de su país, y a lo largo de toda su emisión, Escobar se ubicó rápidamente en la lista de las ficciones más vistas de la historia de Colombia. La serie está basada en el libro La parábola de Pablo , escrito por Alonso Salazar, periodista y ex alcalde de Medellín. El guión tomó como base ese texto, agregándole algunas sub-tramas ficticias. Desde su comienzo, la intención era armar con la mayor fidelidad posible la historia de Escobar, y por ese motivo reconstruyeron sitios importantísimos vinculados al zar de la droga, como la conocida Hacienda Nápoles, un verdadero símbolo del lujo en el que vivía el narcotraficante.

2. Andrés Parra, un gran Escobar

Sin lugar a dudas, la labor de Andrés Parra fue uno de los motivos que convirtió a El patrón del mal en un éxito enorme. El gran trabajo que llevó adelante el actor colombiano en su retrato como Escobar, ganó la atención no sólo de espectadores, sino también de periodistas especializados. Parra, un actor que en sus primeros años trabajó eminentemente en teatro, poco a poco comenzó a ganar espacio en televisión. Su popularidad llegó en buena medida con su participación en El Cartel, una ficción también vinculada al mundo del narcotráfico, en la que interpretaba a "el Anestesia", un rol por el que llegó a ganar el premio a mejor actor protagónico en los India Catalina de 2009. En una entrevista que Parra concedió al programa Encendidos en la tarde (Radio Mitre), el actor comentó que debió construir su versión de Escobar a través de documentos televisivos, pero que no pudo hablar con ningún familiar de Pablo, para saber cómo era ése hombre en su fuero más íntimo. También dijo que debió adelgazar mucho para conseguir el aspecto físico que tuvo en los ochenta el zar de la droga.

3. La moda de narconovelas

El año 2006 instaló una verdadera moda. Cuando el canal colombiano Caracol puso al aire la novela Sin tetas no hay paraíso, logró un éxito indiscutido, poniendo en boga el tema del narcotráfico como eje de las novelas. A partir de ese momento, surgió un nuevo subgénero, al que apodaron "narconovela". Se trata de productos que si bien tienen en su estructura varios elementos provenientes de la novela tradicional incorporan a la trama el conflicto del narcotráfico. La historia de una joven que intenta ascender socialmente corrompiéndose a sí misma, fue un éxito de rating enorme. Le continuaron otras narconovelas, que también gozaron de gran popularidad: Las muñecas de la mafia, La Reina del sur y El Capo, fueron ficciones que tuvieron un enorme éxito en Colombia y en el resto del mundo. Por ese motivo, una serie centrada en la figura de Pablo Escobar, quizás el narcotraficante más poderoso de la historia, era sólo cuestión de tiempo. Escobar, el patrón del mal supone el pico de calidad más alto de este subgénero.




80 visualizaciones0 comentarios